sábado, agosto 20, 2016

El amor es una de las mejores cosas de esta vida, y quizás también de otras...pero quizás lo tenemos limitado, y cuando llegamos nos dan el que se nos ha asignado, una cantidad que traemos merecida de otra vida, en la que hemos sumado una cantidad de amor, lo usamos  , lo gastamos, lo repartimos, sin darnos cuenta , como de otras muchas cosas que desperdiciamos, que ese amor se gasta, y ya no hay mas, se acabo, finito, entonces nos lamentamos, maldecimos, nos quejamos, decimos que es difícil encontrarlo, buscamos en todas partes, en un hombre, en un gato, debajo de la cama, haciendo un viaje , saliendo a la puerta, cerrando la puerta, soñando vidas lejanas y pasadas, haciendo meditación , mantras, viendo amores de otros en películas, buscando señales , subiendo montañas , poniendo anuncios, pero ese amor , ese que nos tocaba , lo hemos gastado , usado, vivido , besado , pisoteado , elevado, gastado, gastado...como recuperarlo? pues volviendo a recargarlo, dando todo lo que podamos, sonriendo sino tienes ganas, ayudando a los otros, superando baches, y quizás , vuelva en pequeñas dosis, o en un apartado , o en un paquete de correos, pero no volverá como antes, quizás pase por nuestro lado y no lo reconozcamos .